Bases de la formación BANZAI

   Han sido cuatro pedagogos en el siglo pasado que revolucionaron la crianza de los niños (John Dewey, Georg Kerschensteiner, Maria Montessori y Antón Makarénko). En Banzai influimos en nuestros alumnos para que mejoren en calidad y cantidad, además de crecer con una personalidad mejor desarrollada siendo así, individuos más cercanos a la vida en armonía.

 

   Los siguientes puntos son la base de nuestra educación:

 

  • Los niños aprenden de lo que los rodea.
  • Si criticas mucho a un niño, él aprenderá a juzgar
  • Si elogias con regularidad al niño, él aprenderá a valorar. 
  • Si se le muestra hostilidad al niño, él aprenderá a pelear.
  • Si se es justo con el niño, él aprenderá a ser justo.
  • Si se ridiculiza al niño con frecuencia, él será una persona tímida.
  • Si el niño crece sintiéndose seguro, aprenderá a confiar en los demás.
  • Si se denigra al niño con frecuencia, se desarrollará en él un malsano sentimiento de culpa
  • Si las ideas del niño son aceptadas con regularidad, él aprenderá a sentirse bien consigo mismo.
  • Si se es condescendiente con el niño, él aprenderá a ser paciente
  • Si se alienta al niño en lo que hace, ganará seguridad en sí mismo
  • Si el niño vive en una atmósfera amigable y se siente necesario, aprenderá a encontrar  amor en el mundo.
  • No hables mal de tu niño/a, ni cuando está cerca, ni cuando no lo está
  • Concéntrate en el desarrollo de lo bueno del niño de tal manera que sencillamente no quede lugar para lo malo
  • Escucha siempre a tu hijo y respondele cuando él se acerque a tí con una pregunta o un comentario
  • Respeta a tu hijo aunque haya cometido un error. Lo corregirá ahora o quizá un poco más adelante
  • Está dispuesto a ayudar si tu niño busca algo, pero también está dispuesto a pasar desapercibido si él mismo ya ha encontrado lo que buscaba
  • Ayuda al niño a asimilar lo que antes no había podido asimilar. Haz eso llenando el mundo que lo rodea de cuidado, discreción, oportuno silencio y amor.
  • Cuando te dirijas a tu hijo, hazlo siempre de la mejor manera. Dale lo mejor que hay en tí